Qué es el blackface, su origen y el por qué es tan necesario no solo parar, si no señalar lo terrible de esta práctica y que deje de hacerse de inmediato.

Blakface es la práctica de pintarse la cara de negro para parecer una persona negra. Así dicho suena raro, veamos una imagen para saber exactamente a qué nos referimos.

La problemática del blakface viene no solo por ese halo de «ridiculismo» y vergüenza ajena que exuda esa pintura, es que ese ridículo viene reforzado por una opresión histórica contra las personas negras.

Un poquito, muy poquito, de historia.

Cuando el teatro creció en popularidad, la gente acudía a ver los espectáculos para divertirse. Pero sucedía algo más que diversión en aquellos teatros en los que la gente negra tenía prohibida la entrada y no podían ver ni subirse al escenario. No obstante, sí estaban presentes en las obras, pues se establecieron perfiles estereotipados en los que actores blancos se pintaban de negro la cara y de rojo exagerando los labios para «parodiar» a aquellas personas negras que tenían…esclavizadas.

Esos personajes negros eran muy tontos y/o muy violentos, y todo formaba parte de un entramado de racismo que señalaba a las personas negras, las excluía y difundía creencias negativas y erróneas sobre ellas.

No podemos negar que «otrificar», diferenciar muy bien entre nosotres vs. elles, es una técnica de exclusión, marginación y problematización de realidades que tan solo diferentes a las nuestras. Asumir una práctica colonial como algo inocuo es, cuanto menos, ingenuo, y en este caso, racista. Todas estas «micro» agresiones racistas obedecen al racismo sistémico asentado después de abolir la esclavitud.

Las buenas intenciones.

Imposible resistirse a la excusa de «las buenas intenciones», si alguien te dice que ha sido con su mejor intención, parece que automáticamente todo se desvanece y no pasa nada. Pero vaya si pasa.

El racismo sigue siendo racismo, lo hagamos de forma consciente o no. Lo hagamos con la intención de dañar o no.

Cuántas veces hemos tenido que asimilar agresiones «por nuestro bien». Quizás el hombre blanco payo cis hetero sin ninguna discapacidad no entienda bien esta posición, la de estar por debajo y que te agredan de forma sistemática (porque todo el sistema sostiene estas agresiones) y además con ese paternalismo que pretende neutralizar tu propia identidad.

Yo sé mejor que tú lo que está bien o mal.

Cultura y tradición.

Escondernos detrás de estos argumentos ya sabemos a dónde nos lleva. Defender una tradición otorga cierto halo de superioridad, porque mantener las tradiciones parece algo extremadamente necesario para la supervivencia de este mundo «tal y como lo conocemos» pero quizás hayamos llegado a ese punto en el que lo menos deberíamos hacer sería preservar el mundo «tal y como lo conocemos».

No sé hasta qué punto los reyes magos son una tradición que mantener, y no me refiero a dejar a las criaturas sin regalos aunque el gasto excesivo en esta época es otro temazo.

A lo que me refiero es a preservar la figura de 3 personas que, sinceramente, no es muy posible que fueran blancas, uno de ellos castaño medio pelirrojo, teniendo en cuenta de dónde vienen. Vamos que por lógica, quizás los 3 fueran negros o no tan blancos como en nuestro impoluto mundo occidental.

En 2017, la cabalgata de reyes fue centro de polémica también por la tradición.

«las tradiciones no son buenas por el hecho de ser tradiciones. Las tradiciones, simplemente, son actos que se realizan con una periodicidad determinada. Pero el paso de los años hace que cambien, evolucionen, o incluso, desparezcan, y por qué no, que aparezcan otras nuevas. Nadie ha intentado acabar con los Reyes Magos, pero si introducir cambios demandados por la sociedad que ahora vivimos.»

Ya vienen los Reyes Magos, Proyecto Fénix 2017.

Eso lo escribí en 2017 y aunque mucho ha cambiado a mi alrededor y dentro de mí, las tradiciones me siguen pareciendo lo mismo.

No son de verdad, son fake.

Esta frase fue la más escuchada el viernes en el cole. Aparecieron 3 señores con barbas postizas y un tercero con la cara pintada de negro y las orejas más blancas que Olaf. Aparecieron montados a caballo y dieron una vuelta al patio. Luego se hicieron unas fotos. Al ratito, se fueron. Nos dejaron con pis de caballo en la pista del patio y con una vergüenza ajena difícil de asimilar.

La policía tiene mucho que cambiar y mejorar si quiere entrar en los centros escolares para aportar. Aparecer pintado de negro es no haber entendido absolutamente nada y lo peor, no tener ninguna intención de hacerlo. No es de extrañar. Pero lo que sí nos toca es avanzar al resto, y si dentro de la policía no hay personas negras, quizás antes de pintarse la cara deberían pensar por qué. Ejem.

Conclusiones.

-El blakface es una práctica racista, las personas negras nos lo llevan diciendo mucho tiempo y si no lo entendemos es porque no nos da la gana.

-La intención o experiencia personal no tiene nada que ver con el sistema patriarcal occidental. Que tú creas que no eres racista no quiere decir nada, todes lo somos y hay que abrir bien los ojos para dejar de perpetuar racismo.

-No podemos entender la gravedad de las consecuencias en la infancia negra. Ver que se disfrazan de su propia identidad mientras reciben racismo diario, asumir su color de piel como otredad, vivir eso desde su infancia es algo que nos debería preocupar mucho más que una foto con los reyes magos.

-Las criaturas tienen un pensamiento mágico que flipas, pretender sostener algo en base al qué dirán les niñes no es necesario. Les niñes nos ayudan más en este sentido que al revés. Saben de sobra lo que es real de lo falso.

-Si hacemos actividades en los colegios, que sean significativas, que cuando terminen podamos sentir el orgullo de haber crecido, aprendido y mejorado.

-Los cambios no pueden ni deben ser tan lentos porque las personas que los necesitamos los estamos sufriendo ya. Algunos cambios han de ser como arrancar la tirita de cuajo. Nos corre prisa.

Webgrafía.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ira-René

Soy profe de educación infantil, primaria, inglés, pero lo que más me interesa es explorar la identidad y prevenir el acoso escolar. Entiendo la educación como un proceso que no termina nunca.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies