Bifobia en el cole.

La bifobia sigue campando a sus anchas en la sociedad y, por supuesto, en los centros educativos.

Hemos conocido la noticia de que una joven se ha suicidado por el bullying al que era sometida debido a su orientación sexual.

Y esta noticia es tan dolorosa que apenas se puede hablar de ello sin caer en la desesperación, en la rabia, en el pasado.

Seguimos viviendo el acoso escolar en las aulas como algo habitual, como algo inevitable, ¿recordáis a Jesús Vázquez hablando de su propia experiencia?

Y este caso es todavía más doloroso si reflexionamos, una vez más, acerca de la identidad, las orientaciones sexuales, la bisexualidad…

El bullying es un proceso que erosiona y destruye cualquier atisbo de individualidad, de originalidad, de diferencia. Y todavía hoy ser bisexual es una diferencia. Todavía hoy, en el colectivo LGTBIQ+, en el feminismo, en cualquier sitio, las personas bisexuales tenemos que justificar nuestra propia existencia, tenemos que justificar quién nos gusta y por qué. «Soy bisexual pero ahora mismo estoy con …» PERO. Ese pero.

Te instan a que te definas, no puedes estar en tierra de nadie, no puedes quedarte sin encajar en una de las etiquetas que el cis-hetero-patriarcado ha preparado para tí.

‘Y en el colegio, en esas edades en las que nos estamos buscando y encontrando poco a poco, que se metan contigo por tu bisexualidad hace que, en ocasiones como la que ayer conocíamos, el dolor sea tan grande que te impida seguir adelante.

Y aquí no valen campañas de concienciación hacia menores que, no olvidemos, hacen lo que ven, lo que aprenden.

Me gustaría saber qué hicieron les profes de esta chica. Me gustaría saber si ella contaba con referentes reales y cercanos bisexuales. Porque tener actores y actrices, cantantes… que más o menos puedan servirnos de referente es guay, pero contar con gente de carne y hueso que nos pueda tender una mano en un momento tan difícil es todavía mejor y más necesario. Es vital. La bifobia mata. El bullying mata. Nuestra deliberada ignorancia, mata.

Esta noticia me ha impactado tanto que no he podido decir mucho al respeto en redes. No he podido, tampoco, hablar de ello casi en la vida física. Y es que como persona bisexual que sufrió humillaciones por ello, que sufrió bullying, que miró por la ventana más de una vez… no puedo dejar de pensar en lo diferente que habrían sido mi vida, la de ella, la de tantas personas… si alguien, ALGUIEN, hubiera dado un paso al frente y hubiera servido de escudo para tanto odio. Si alguien te hubiera llevado a un lugar tranquilo, te hubiera dado un abrazo, te hubiera dicho que te puede gustar cualquiera, que no solo no es malo, si no que te llevará a conocer a personas maravillosas. ¿Por qué seguimos dejando que gane todo lo malo?

Este tema me ha servido para seguir dando pequeños pasos es esa dirección, en la de profes visibles que puedan ayudar de forma real y efectiva al alumnado.

Para poder reflexionar más sobre este tema primero necesitamos saber qué importancia tiene, desde dónde partimos. He redactado una serie de preguntas que servirán de punto partida para ello, si eres profe LGTBIQ+ y quieres participar, por favor, rellena la encuesta, cuéntame todo lo que quieras sobre tu situación en centros escolares. Tenemos que romper nuestros propios armarios y que entre la luz si queremos que le llegue la claridad a nuestro alumnado. No podemos seguir así. No podemos educar contra la LGTBIQ+fobia si la estamos viviendo, sufriendo permitiendo…

Encuesta docentes LGTBIQ+

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies