Sobre trans-no binario

Quienes conocéis mi trabajo sabéis que me gusta explicar las cosas de forma que todo el mundo pueda entenderlo. No obstante, hay temas que son demasiado complejos para adaptarlos y no caer en estereotipos, simplicidades o, directamente, errores.

Uno de esos temas es el de la identidad de género. Vivimos en un mundo que no puede ser más binario y de esta forma, asignamos un género a las personas cuando nacen (qué digo, ¡antes de nacer!) para poder moldear una personalidad en base a roles y estereotipos que encasillan, coartan, limitan… sin que esos niños, niñas o niñes, hayan podido elegir.

Algunos de esos marcadores de género son, por ejemplo, los pendientes. A las niñas se les agujerean las orejas sin su consentimiento (son bebés, no pueden hablar) y además, quiero recordar que duele. Hay gente que se toma muy en serio éso de que «para presumir hay que sufrir». A partir de ahí, colores, juegos, ropa… actitudes, expresiones y comportamientos, todo, va a girar en torno al género.

Sin embargo, como ya sabemos, existen las personas trans: aquellas personas que no están (estamos) conformes con el género asignado al nacer. No se trata de «sentirnos» hombres, mujeres o no binarios, se trata de que se tomaron decisiones por nosotres sin tenernos en cuenta porque por lo visto, en esta sociedad es muy complicado educar sin marcadores de género y sin determinar la vida de una persona para que él, ella o elle puede ir decidiendo y construyéndose a medida que crece.

Como decía, hay personas trans que transitan de un género a otro y estamos otras personas que nos llamamos no binarias, que no encajamos en ninguno de los dos géneros. Existen también diversas formas de ser no binaries, aquí algunos ejemplos pero quiero que recordéis algo importante: no somos categorías ni seres a los que clasificar, no somos entes de quienes hablar sin tenernos en cuenta.

Hay personas no binarias que se consideran un tercer género o un punto intermedio entre el masculino y el femenino, hay otras personas no binarias que fluctúan entre ambos géneros (genderfluid), hay otras personas que son andróginas, que no son femeninas ni masculinas, otrass personas no son de ningún género y son agénero o también hay personas que no son de ningún género de forma fija (genderqueer), las personas de género no conforme son aquellas que cuyas características no concuerdan con el género asignado… como vemos hay muchas formas de vivir el género.

Repaso de vocabulario:

CIS: lo usamos para referirnos a las personas que su género asignado concuerda con su género.

TRANS: lo utilizamos con personas que no estamos conformes con nuestro género asignado.

¿Porqué necesitamos cis? para poder diferenciarlo de trans sin la necesidad de establecerlo como normalidad, es decir, una cosa no es normal y la otra «anormal» o «anómala», estamos en el mismo plano.

Sigamos.

Todas las personas, trans y cis, tenemos una expresión de género que, como ya sabemos, es la forma que tenemos de expresar nuestro género, ya sea con la ropa, complementos, actitudes y comportamientos.

Las personas decidimos qué expresión queremos tener, y aquí todes podemos aprender algo muy básico pero que nos ayudará mucho a todo el mundo: la gente es como le da la gana ser.

Tu visión no es la mejor, ni la única, ni la más válida. Podemos romper todos los estereotipos que nos dé la gana y si no entiendes algo sobre el género no interfiere en lo que estoy diciendo: respetas. Los comentarios sobre la ropa, el físico de las personas, las bromas, no son acpetables bajo ningún concepto, y si ves lo que tú crees que es una mujer vestida de lo que tú consideras que es un hombre, o viceversa, o miras pero tu cerebro binario cortocircuita, da igual, no digas nada.

gif sacado de giphy.com

Calla, apoya, respeta, tu opinión no tiene que decir con respecto al género de otra persona.

Todo ésto sería más fácil de explicar y entender si rompiéramos con el sistema binario que empapa todo: la orientación sexual, el género, lo que llamamos la cis-hetero-norma.

Quizás no se trate de explicar bien todo ésto, si no de intentar dar herramientas para que sigamos rompiendo cadenas binarias que nos lastran. No todo el mundo es heterosexual, no todo el mundo es cisgénero, no todo el mundo es igual, y no se trata de pedir permiso o perdón por existir de forma fuera de la norma, se trata de romper la norma. Recordemos que lo binario se construye en contraposición a lo binario, por lo tanto está en evolución constante y no es algo cerrado.

No cerremos pues nuestras mentes, acompañemos a las infancia sin obligarla a seguir impuestos sobre los que no les dejamos decidir, escuchemos, que hablen, que se expresen, que decidan.

Aquí os dejo un álbum de personas trans no-binarias, para que vayáis conociendo referentes…

Si tienes curiosidad por conocer más referentes no binaries pasa por Twitter que me dejaron una cantidad inmensa de personas maravillosas…

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies