Metodologías varias. De vampiros y exámenes.

representaban en sus tumbas las imágenes del demonio con colmillos, bebedores de sangre

Allá por el 2013, estudiando el grado de primaria y la mención de inglés, en la asignatura Literatura infantil, de la mención, una pregunta de examen se trataba de una especie de investigación, tuvimos todo el cuatrimestre para prepararla. Yo no entendía el planteamiento, tardé mucho en poder comprender qué pedía porque era, probablemente, la primera vez que el examen no era memorizar. Disfruté mucho la asignatura, la metodología y esta pequeña investigación.

Quizás no podamos prescindir de los exámenes tradicionales, no en el sistema en el que estamos inmerses, pero sí podamos variar de vez en cuando, abrir los ojos, la mente, y dejar que el alumnado disfrute del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Dejo por aquí mi trabajo sobre Los vampiros a través de la literatura, cómo han cambiado a través de los años. Estoy muy orgullose de este trabajo porque, además de que me pusieron un 9, el proceso de investigación, la cantidad de libros que leí, las horas en la biblioteca, los descubrimientos y mis lecturas anteriores me hicieron disfrutar, aprender, conectar ideas, pensamientos… en fin… aquí está.

Los vampiros a través de la literatura, cómo han cambiado a través de los años.

La leyenda de los vampiros es universal y tan antigua como la humanidad. En el libro de Isaías (34,14) podemos encontrar a Lilith, la primera mujer de Adán, que fue exiliada a pasear por la eternidad en las tinieblas. Para sobrevivir y bajo la apariencia de un pájaro nocturno, se alimentaba de niños recién nacidos y mujeres embarazadas.

Los asirios representaban en sus tumbas las imágenes del demonio con colmillos, bebedores de sangre. Incluso en el antigua Grecia podemos encontrar el lago Estínfalo, en el que sus pájaros se alimentaban de carne humana.

Como hemos visto antes, podemos encontrar criaturas extrañas en casi todas las culturas como en la griega, egipcia, precolombina, japonesa, china y africana también, pero es en el este de Europa Romania, Serbia y la ya mencionada Grecia donde se han escuchado y contado la mayoría de las historias y donde se sentaron las bases del mito de los vampiros tal y como los conocemos ahora.

En 1732 se decía que un joven soldado volvía a Grecia del servicio militar y, durante el viaje, fue atacado por vampiros. La gente del país hizo lo necesario para que no se convirtiera en un vampiro al morar, pero cuando le llegó su hora en un accidente, volvió de entre los muertos como un vampiro, causando una epidemia vampírica. Este hecho fue transmitido en un periódico francés, Le Glaneur Historique, y éste fue el momento en el que la palabra «vampiro» fue introducida en el resto de Europa, ya que antes de ésto, la palabra que más conocía era la de Upyr, un término rural.

Desde ese momento, muchos estudios se centraron en el mito del vampiro, intentando probar su existencia o no, pero el hecho incuestionable es que estas criaturas han llenado miles de páginas con historias fantásticas desde entonces hasta nuestros días.

La mayoría de la gente conoce el Drácula de Bram Stoker, pero antes de este personaje, que estableció el canon del vampiro actual, hubo lo que se clasificó como tres líneas de expresión previas al manuscrito de Stoker.

La primera de esas líneas es la mujer vampiro.El libro más importante conocido es Carmilla, de Joseph Sheridan Le Fanu, en 1872. En esta historia Laura cuenta cómo conoció a Carmilla y su peculiar relación entre el amor y la amistad. Aunque no es el único libro, es el más importante. El personaje principal, Carmilla, es una preciosa mujer, encantadora y el autor explcia que los vampiros no son pálidos o parecen gente muerta; dijo que era para darle dramatismo, que los vampiros son criaturas maravillosas que parecen incluso más sanos que la gente viva. Como sabemos, esta característica no se respeta en los siguientes libros, ya que casi todos parecen muertos.

Carmilla tenía poderes especiales además; casi encanta a Laura y tenía un halo de glamour y una aspecto de noble que es una característica muy importante en los libros de vampiros.

Precisamente, la segunda línea de expresión que nos encontramos es el origen noble y elegante del vampiro, cuyo mejor ejemplo es El vampiro, de John William Polidori, en 1819. Este personaje fue creado en una increíble reunión que tuvo lugar en Villa Diodati, Suiza, donde Lord Byron, Mary Shelly, Polidori y más tuvieron que quedarse en casa por una terrible tormenta, y jugaron a un juego peculiar: tenían que improvisar una historia. Además del libro de Polidori, en esa reunión de creó otro de los grandes libros conocidos: Frankestein de Mary Shelly. Sobre el libro de Polidori, diremos que dio forma al mito que ha permanecido durante años, el personaje encantador, malvado y noble. Es significativo que no cogió características de las leyendas europeas sino características de personajes góticos.

La tercera línea de expresión es la de las historias rusas tradicionales. Aleksei Tolstoi, pariente de Leon, fue el escritor más importante en esta materia. Escribió dos libros, Upyro y La familia Vurdalak. El la familia Vurdalak un hombre regresa de entre los muertos y chupa la sangre de su familia. En este tipo de libros, los personajes son gente de campo sin ese típico halo glamuroso asociado a los vampiros.

En libros previos podemos ver el origen noble con esa actitud teatral, modales refinados y con una gran cultura que deslumbran a sus víctimas con su personalidad. Se podría decir que, de alguna forma, encantan a sus víctimas incluso en los libros de Tolstoi, porque aunque no eran personajes nobles o elegantes, tenían poderes especiales, por ejemplo, Kdenka, que hechizó al personaje principal cuando ella murió.

En vista de lo anterior, llegamos a Drácula, de 1897. Bram Stoker recopiló las características previas que se habían escrito y las unificó en sus mujeres vampiro, elegantes e inteligentes, y en los paisajes de Europa. 

Drácula marcó una piedra angular histórica, todavía conocemos vampiros elegantes y glamurosos como Loius o Lestat, personajes de Entrevista con el vampiro de Ann Rice. En este libro la autora empieza a cambiar algunos de los aspectos que han caracterizado a las novelas de este género: los paisajes. En Entrevista con el vampiro los personajes viven en Estados Unidos, se habían trasladado desde Europa a Amércia y será algo que se utilizará a partir de aquí. 

En los años 90 algunas cosas cambiaron y los escritores intentaron acercar la figura de los vampiros a la gente joven. así que crearon personajes vampiros adolescentes, como por ejemplo, Crónicas vampíricas de L. J. Smith. Esta autora muestra una historia de vampiros más moderna: hay un personaje femenino, Elena, que es una estudiante muy popular en el instituto y un personaje masculino, Stefan, que es muy guapo y encantador, además de tener un secreto: es un vampiro, aunque quiere llevar una vida normal, ir al instituto y dejar atrás la oscuridad. En este tipo de libros la autora intenta mostrar un vampiro más cercano al mundo adolescente, cambiando la idea de que los vampiros son malvados, ahora quieren ser como el resto de adolescentes. Se enamoran y tiene que luchar contra el instinto natural de Stefan: chupar sangre humana. A pesa de ésto, el personaje del vampiro sigue teniendo ese halo glamuroso, es inteligente, guapo, viste bien, tiene dinero y modales refinados, como los vampiros anteriores. 

Estos libros no son los únicos sobre vampiros adolescentes, en 2008 salió la saga Crepúsculo, cuatro novelas que seguían al estela de Crónicas vampíricas, intentando adaptar el mundo de los vampiros al de los adolescentes. Bella es una estudiante tímida y Edward es un compañero de clase muy guapo, pero tiene un secreto como Stefan: es un vampiro también. Estos libros tienen otra diferencia importante con respecto a las novelas sobre vampiros anteriores: son una familia, cazan animales para sobrevivir y no matan a gente. La familia Cullen intenta vivir una vida normal sin violencia. 

Aquí en España podemos encontrar algunos ejemplos de libros de vampiros, como Vampiro a mi pesar o Los vampiros no creen en Flanagan. Son versiones españolas de este tipo de libros, los personajes son adolescentes españoles e intentan centrar la acción en historias entretenidas, sin tanta sangre y asesinatos. 

Otro libro escrito por una autora francesa, Mi amigo el vampiro, traslada la historia a una pequeña ciudad y es una bonita historia de amistad entre un niño vivo y un vampiro y su familia. En estos casos, los vampiros son adolescentes normales, quizás pálidos, pero es la única característica similar a los antiguos libros sobre vampiros. 

Veamos ahora otro tipo de literatura para gente joven, los comics, donde podemos encontrar muchos ejemplos sobre vampiros entre ellos: El príncipe de la noche, El baile del vampiro, American Vampire o La casa de los susurros. Son comics tanto españoles como americanos con historias trepidantes y vampiros como protagonistas. En estas historias los vampiros tienen diferencias y similitudes con los vampiros clásicos: en El príncipe de la noche son elegantes e inteligentes viven durante siglos son malvados. En El baile del vampiro son adolescentes españoles que viven en los 90, son grunge y necesitan sangre para vivir, pero son jóvenes y tienen un look de generación X. En La casa de los susurros lso vampiros viven con otros monstruos y son como humanos pero sufren una transformación en monstruos enormes, alejándose así del estereotipo de vampiro anterior. En American Vampire podemos encontrar una guerra entre antiguos vampiros, europeos y de clase alta, y los nuevos vampiros, nacidos en América y con características diferentes que van descubriendo a lo largo de la hisotria, por ejemplo, necesitan la luz del sol, puesto que la luna los debilita. 

Después de todo lo que he visto sobre este tipo de literatura creo que la característica más importante de los vampiros es la paciencia: en todos los libros que he leído están enamorados o están absolutamente dedicados a alguien y tienen que esperar mucho tiempo para poder estar con la persona amada. Siempre tienen algún tipo de problema para llegar a su amor, los océanos de tiempo que dijo Drácula o la mortalidad de Bella, por ejemplo, per esperan pacientemente para conseguir el amor al final. Supongo que si vas a vivir para siempre, puedes tener paciencia, no hay prisa.

En mi opinión, a lo largo de los años los vampiros se han reconvertido para acercarse a la adolescencia, adaptándose a la sociedad actual mediante tecnologías, coches de alta gama, ropa de diseño… quizás consiguiendo éxitos de ventas a costa de perder un poco de su encanto. Se han mudado de aquellos paisajes europeos en los que vivían para instalarse en, por supuesto, Estados Unidos y están intentando ser como el resto de los humanos, dejando atrás sus misteriosas y fantásticas características que les hacen, sin embargo, tan especiales para el público. 

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies