Ahora somos red, Enrique Corrales.

1.Breve descripción de quién eres. Puedes contarnos lo que quieras, de verdad.

Creo que esta va a ser la más difícil.

Soy Enrique Corrales, actor, bailarín… bueno… una persona, que como todos/as/es , me he tenido que ir haciendo, construyendo y reconstruyendo, e incluso reinventando, pero  siempre he intentado estar rodeado de gente a la que poder hacer bien y darles tranquilidad y comodidad, porque la vida ya tiene sus baches y sus mierdas como para que encima nosotros/as/es les hagamos a los demás todo más difícil de lo que ya es.   

2.En qué época sufriste bullying (edad, etapa educativa, cuántos años duró)

Gracias al trabajo personal que he hecho, de la mano de mi psicóloga,  me he dado cuenta de que el bullying ha estado muy presente en mi vida.

Empezó en el colegio, entré con 4 años y salí de la escuela de primaria a los 15.

A los 16 empecé a trabajar en una compañía de danza en la que volví a sufrir bullying  de mano de mis compañeros y acoso laboral por parte de mi jefe, durante 2 años.

Y una relación amorosa en la que sufrí comentarios vejatorios.

Supongo que la conclusión a la que llego es que estamos tan acostumbrados a haberlo tenido tan presente en nuestra vida, que es lo que reconocemos y de alguna manera vamos a lo conocido, pero debemos ser inteligentes y escucharnos bien y aprender a poner límites.

3.¿Quieres contarnos algunas cosas de las que te decían o hacían? Si no estás preparado/a/e no pasa nada. ¿Cómo te sentías?

En la etapa escolar los comentarios eran básicamente, maricón, niña, mariquita, asqueroso, enfermo, desviado…

En la etapa de la compañía de danza eran, mierda, ¿tú quién te crees que eres?, no vas a ser capaz, no te mereces estar aquí, inútil…

Y en la relación de pareja, estás loco, nunca vas a llegar a mi nivel, amargado, tú qué vas a saber…

Lo que he sentido en esos momentos,  es un sentimiento de inferioridad, soledad, incomprensión, siempre he sentido que era muy pequeño, que sobraba, e incapacidad social, emocional y vital.

4.¿Qué o con quién contabas en esa época para salir adelante? ¿Qué o quién fue tu red de apoyo y salvación?

Durante la época de escuela, mi salvación era la danza, el poder ser capaz de hacer cosas conmigo mismo para sentirme vivo, útil y válido.

Durante la etapa laboral mi salvavidas eran los aplausos de un público que ni yo conocía, ni ellos a mí. El sentir esa valoración efímera de personas que no tenían porqué conocerme.

En la relación de pareja, me intenté apoyar en algunos  de los pocos amigos que me “permitió” mantener y en mi profesión, pues era en el único momento donde me volvía a sentir válido.

5.¿Qué le dirías a los adultos que ven este tema “de lejos”? Familias, profes…

Todos/as/es somos personas y como tal tenemos sentimientos.

La empatía no es “no hagas lo que no quieres que te hagan a ti”, porque quizá a ti no te afectan ciertos comentarios.

La empatía es “Observa cómo está y qué siente la persona que está recibiendo esas palabras y los actos por parte de los demás”, y ante esos sentimientos, mira a ver qué se puede hacer.

Dejemos de mirarnos al ombligo y apartemos el YO por un momento y centrémonos en la persona que tenemos en frente.

Hay que pensar que las familias, los profesores y los jefes son referentes vitales, no importa la edad, ni el estatus, ni la proyección, hay que empezar a trabajar la inteligencia emocional…

6.¿Qué dirías a alguien que está sufriendo ahora mismo acoso escolar?

No creo pueda ayudar con una frase.

Lo máximo que me siento capaz de aconsejar es, pide ayuda, no sientas vergüenza.

Eres más, mucho más de lo que te digan o te hagan sentir.

El motor de vida que tengo es “Aprende de lo malo y disfruta lo bueno”

7. ¿Nos recomiendas un libro, una película, una canción…algo que te haga sentir muy bien, que te traiga buenos recuerdos y quieras compartir por si a alguien más le sirve?

Hay tres películas que a mí me ayudan a aferrarme a sentimientos positivos son: “Billy Elliot”, “El sexto sentido” y la tercera “Forrest Gump”.

En las tres películas, cada una en su medida, los personajes protagonistas son personas incomprendidas, pero…

“Forrest Gump” Hace de su evasión tu poder, sin darse cuenta moviliza a la sociedad con lo que a él le hace sentir bien. El consejo que saco de ésta película es: “Haz de lo que te haga sentir bien tu poder”

“El sexto sentido” Un niño incomprendido, que está “solo” por ser diferente, pero en el momento en el que ve que su diferencia es un don, ayuda a mucha gente. El consejo que saco de ésta película es: “Abraza tus diferencias, son muy necesarias para otras personas “

“Billy Elliot” Un niño que va en contra de la situación social, familiar, con sentimiento de culpa, sí, pero sintiendo que su libertad está ahí. El consejo que saco es: “Si no haces daño con lo que deseas, lucha por ello y por tu felicidad, no siempre te van a entender, pero si confías en lo que sientes, alguien terminará dándote la razón, no estás loco”

Imagen cedida por Enrique.


¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies