Ahora somos red, Xavi Fontana.

1.Breve descripción de quién eres. Puedes contarnos lo que quieras, de verdad. 

Soy Xavi Fontana. Actor, productor, dramaturgo, director, preparo el catering, traigo los cafés… una joya. Soy una persona triste a la que le encanta hacer reír a la gente.

2.En qué época sufriste bullying (edad, etapa educativa, cuántos años duró) 

Sufrí bullying en el colegio, y duró con sus picos altos y sus épocas de calma alrededor de 6 años.

3.¿Quieres contarnos algunas cosas de las que te decían o hacían? Si no estás preparado/a/e no pasa nada. ¿Cómo te sentías? 

Maricón y marica eran los gratest hits. Los días que servían el menú completo iban acompañados de zancadillas y collejas. Pero lo peor no era eso, lo peor era la sensación de amenaza constante, el miedo constante a encontrarte con ELLOS por un pasillo, en el recreo… Lo peor venía el día que estabas relajado y bajabas la guardia y entonces escuchabas MARICÓN y todo volvía a romperse.

Lo peor, lo que más me marcó fue un día que me siguieron hasta medio camino a casa escupiéndome en la mochila. A día de hoy, a mis 41 años si alguien por la calle escupe en el suelo no puedo evitar tocarme la espalda para asegurarme de que no ha sido a mí.

Me hacía sentir débil, perdedor, cero, una mierda que no valía absolutamente nada. Me enfadaba conmigo mismo por no ser capaz de devolver los golpes. 

4.¿Qué o con quién contabas en esa época para salir adelante? ¿Qué o quién fue tu red de apoyo y salvación? 
No contaba con nadie porque nunca conté nada de esto y no pedí nunca ayuda. Ese fue mi único fallo.


5.¿Qué le dirías a los adultos que ven este tema “de lejos”? Familias, profes…

No menospreciéis el poder de una palabra, de un insulto, de una burla. Los niños y las niñas son frágiles, y cierta información se agarra al cerebro como una larva y te come, te come, te come hasta que creces y ese daño queda ahí y define qué clase de adulto serás. Las cosas que te decían de pequeño sigues diciéndotelas como un extraño síndrome de Estocolmo en el que no puedes vivir sin ese acosador, que ahora eres tú. No menospreciéis el insulto del que lo dice, seguramente el niño no sabe la gravedad de lo que dice, y si no le enseñamos que eso que hace es peligroso, seguirá haciendo daño y descubrirá que eso le da poder y ya sabemos que sentirse poderoso engancha.

6.¿Qué dirías a alguien que está sufriendo ahora mismo acoso escolar?

No tengas miedo en pedir ayuda. Tú no eres el problema. PIDE AYUDA  una, dos, mil veces. TÚ NO ERES EL PROBLEMA. 

7. ¿Nos recomiendas un libro, una película, una canción…algo que te haga sentir muy bien, que te traiga buenos recuerdos y quieras compartir por si a alguien más le sirve? 

“Compañeros inseparables” me enseñó que se puede ser gay y feliz (a pesar de estar ambientada en plena aparición del SIDA). Hace poco vi “La Modista” de Kate Winslet, un canto a la libertad, al ser uno mismo y a no tenerle miedo a los cobardes que temen la diferencia. 


Imagen cedida por Xavi Fontana.
¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies