El viento sopla dentro de mí.

El viento sopla dentro de mí.

El viento sopla dentro de mí.

Muchísmas veces tenemos dentro de nosotras un torrente de emociones que parece un temporal, tenemos una tormenta dentro que no sabemos o podemos capear, y en numerosas ocasiones esa tormenta sale cuando menos lo esperamos, con quien menos lo esperamos, con quien menos lo merece… y éso, por supuesto, también le pasa a los niños y niñas.

Necesitamos en el aula ( y en casa, con niños, niñas y adultos) maneras de encontrar un poco ese momento de equilibrio que nos devuelva la calma, que nos deje pensar con claridad, que nos devuelva a un estado más sosegado.

No hablo de enfados únicamente, hablo de nerviosismo, de rabia, de sentir inquietud sin haber identificado siquiera un por qué, un origen definido. Da igual, “tenemos revuelta” y deberíamos poder saber encontrar el sol de nuevo.

Yo suelo utilizar una relajación que me funciona bastante bien, resultado de una mezcla de mis experiencias en yoga, de mis experiencias en clase y de mis experiencias… en la vida. La voy a poner por aquí por si queréis ponerla en práctica.

Primero debemos poner el espacio que vayamos a usar lo más oscuro posible, sin llegar a perder visibilidad, claro, recordad que en el momento más oportuno alguien querrá ir al baño ( además de por seguridad, por supuesto) y ponemos música de relajación.

Se tienen que tumbar boca arriba con los ojos cerrados o bien sentados y sentadas en las sillas con la cabeza apoyada en la mesa, todo depende del espacio y tiempo que tengamos.

Una vez todo está preparado, comenzamos:

Respiramos profundo, despacio, pero sin hacer ruido, nuestra respiración es un secreto, nadie puede oírla, cogemos aire y lo soltamos, despacio, con tranquilidad. Ahora, en nuestro pecho, imaginamos una bolita de luz, color y calor, puede ser del color que tú elijas, porque es sólo tuya, y te está llenando el pecho de calor, ¿lo notas?, esa bolita eres tú, y todo lo bueno que tienes dentro de ti, en tu corazón. Está dando vueltas por tu pecho y por tu tripa, y muy despacito,sube, sube, sube… hasta llegar a tu garganta, porque la bolita, cuando pasa por ahí, es todas las cosas bonitas que les puedes decir a las demás personas y a ti. ¿Notas el calor en la garganta, y como sube hasta la boca? Nos acordamos de respirar, de coger aire y soltarlo muy despacito, con nuestra respiración secreta. Ahora la bolita de luz, de color y de calor, ha subido hasta tu cabeza, y está dando vueltas porque es todo lo bueno que piensas de los demás y de ti. La bolita ahora va bajando hacia tus brazos, porque la bolita de luz, de color y de calor, en tus brazos, son todas las cosas buenas que puedes hacer por los demás y por ti. Nota cómo el calor va bajando por los hombros, los brazos, los codos y llega hasta las manos. La bolita ahora baja por la cadera hasta las piernas, porque ahí, la bolita es, como en los brazos, las cosas buenas que haces por los demás y por ti. Nota el calor por las piernas, los pies, subiendo y bajando. Respiramos profundo, despacio, cogiendo aire y soltando, pero recordad que nuestra respiración es secreta. 

Ahora, una vez que hemos hecho ésto, les dejamos respirando un rato más, y empezamos a mover el cuerpo muy despacio: apretamos muy fuerte un par de veces cada parte del cuerpo y soltamos, empezando por los pies, las manos, las piernas, los brazos, la tripa y terminamos con la cara. Si estáis estudiando las partes del cuerpo, aprovechad para decir todas las que podáis, tanto cuando movéis la bolita como cuando relajéis los músculos. También es importante que todas las indicaciones se den en voz baja, suave, para que todo el ambiente de la clase se relaje e id recordando que hay que tener los ojos cerrados. Cuando hayamos pasado por todo el cuerpo, les pedimos que se sienten muy despacio sin abrir los ojos y que sigan respirando. Después de un ratito respirando, nos ponemos de pie y cogemos aire y lo soltamos levantando los brazos.

Si no tenéis mucho tiempo podéis acortar las indicaciones, si tenéis mucho, podéis alargarlo lo que necesitéis.

Además de estas sesiones, cuando suben del recreo es útil poner una canción reposada, que no tiene por qué ser de relajación, puede ser cualquiera que incite a la tranquilidad. Yo utilizo, por ejemplo, Ojos color sol de Calle 13 y Silvio Rodríguez o Niña de las dunas de María José Llergo.

Por útlimo quiero compartir el último recurso que he encontrado para trabajar esa sensación de nerviosismo sin identificar: un poema de la poetisa gitana Margarita Reiznerova. En él, hace una magnífica reflexión sobre la tormentas interiores y puede ser un recurso muy bueno para dicha reflexión en el aula. Lo tendré en clase, cada alumno y alumna tendrá el suyo y cuando tengan esos momentos de nerviosismo, lo leeremos para recordar que las tormentas pasan, que queremos ver el sol, que aunque a veces hagamos las cosas tirando a regular, no somos malos y podemos y debemos querer ver el sol.

El viento sopla dentro de mí.

El viento sopla dentro de mí,

llueve dentro de mí,

llena de agua estoy,

los ojos fluyen afuera,

truena dentro de mí,

la ira empuja hacia fuera,

golpea sobre el corazón como en un yunque,

toda mi alma buena, mendiga, vocea,

la obligan a salir de mí,

cierra los ojos,

retorciéndose las manos,

se levantan,

se abre la boca,

las palabras pequeñas las dejo dentro de la boca:

¡Quisiera volverme buena!

¿Lo has oído?

Quiero el sol conocer.

Margarita Reiznerova.

Si queréis saber más de ésta o de otras autoras gitanas, os dejo la web Gitanizando el mundo, de donde la he sacado. Es un espacio lleno de cultura, historia y literatura gitanas.

Además, os recuerdo que si no tenéis todavía Proyecto Fénix podéis pinchar aquí o escribirme a ademarloteacher@gmail.com.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ade

Educación, Fénix, Uncategorized

Soy maestra de educación infantil, primaria, inglés, experta en acoso escolar, inteligencia emocional e igualdad de género.

LEAVE COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies