Últimas noticias sobre acoso escolar

Esta semana conocíamos una de las últimas noticias sobre acoso escolar en nuestro país, este vez en Andalucía, en un colegio de Jaén.

Los hechos son tan desgarradores, tan brutales, que a mi todavía me está costando asimilarlos.  Os dejo el enlace de la noticia, aunque no creo que os haya pasado inadvertida.

Origen: Cuatro menores expulsados por una presunta violación grupal a un niño de 9 años en un colegio de Jaén – RTVE.es

La violación, que se conoció el miércoles, se produjo dentro del centro y a la hora del recreo, según el testimonio de la familia del menor agredido, ha explicado a los periodistas la consejera andaluza de Educación, Sonia Gaya, quien ha calificado los hechos de «muy graves, gravísimos».

No voy a dar más vueltas al asunto porque alimentar el morbo no llega a ningún lado, el saber detalles de las agresiones no es uno de los caminos a seguir para encontrar soluciones.

Peor es muy necesario recordar varias cosas acerca del acoso escolar o bullying que no se están teniendo en cuenta.

•En primer lugar, sigue siendo un tema prácticamente invisible para los medios de comunicación y el conjunto de la sociedad: conocemos esta noticia porque es escandalosa, porque es llamativa y porque está fuera de lo que podríamos llamar las agresiones comunes. Pero no conocemos el resto de casos que suceden día a día en los centros escolares españoles: agresiones físicas, verbales, marginación y aislamiento que causan también dolor y consecuencias en todas y cada una de las personas implicadas.

•Se pone de manifiesto una vez más que el acoso escolar tiene sus orígenes más profundos en el patriarcado: estos menores presuntamente agredían al compañero desde hacía tiempo, y como siguiente paso para infringir dolor, han decidido violarlo. No hay una intención sexual, no les gustaba el niño, querían demostrar que le podían hacer (aún más) daño, y entendieron que la violación es un ejercicio de poder y control, de humillación y de abuso extremo sobre la víctima. En este punto coincido totalmente con el punto de vista de Ana en Twitter

 

 

El acoso escolar, al igual que el heteropatriarcado, se sustentan en el ataque al débil o indefenso, y mujeres, LGTBI, alumnado con diversidad funcional y alumnado racializado son el blanco fácil. En esta entrada, los propósitos y deseos para 2018, hablé del informe del Observatorio para la convivencia de la comunidad de Madrid y los motivos que se dan para infligir acoso escolar son, precisamente, pertenecer a uno de los anteriores grupos que he citado.

•Queda de manifiesto una vez más la importancia de la vigilancia de los recreos y si no hay suficientes personas en el patio, habrá que poner más, si se necesita gente específicamente para las horas de patio, deberán ponerse, y si nos toca patio, el objetivo no es dar un paseo y charlar con el compañero o compañera que nos haya tocado, lo siento. Tenemos que vigilar y que estar pendientes de los niños y niñas porque siguen estando a nuestro cargo en esa media hora. No hay persona que deteste más el recreo que yo: frío, dolor de espalda, cansancio… pero si me toca patio, me tengo que aguantar ( no sabéis cuánto lo odio, en serio). Y no, el alumnado no debería poder estar pululando por el colegio mientras el resto está en fuera, porque pueden pasar ese tipo de agresiones y no nos daríamos cuenta. En este hecho concreto, me pregunto dónde estaban, cómo llegaron hasta ahí, por qué nadie pudo oír nada… entre otras muchas cosas.

El profesorado no damos para más, no somos suficientes. estamos hasta arriba, la cantidad de alumnado sobrepasa nuestras capacidades, el horario, las clases, la burocracia, las pruebas externas y demás, hacen del ejercicio de nuestra profesión una carrera de obstáculos y no encontramos mucha ayuda por parte de administración o familias, y quizás, si uniéramos fuerzas, podríamos llegar a algo; en las Instrucciones de las viceconsejerías de edcucación no univeritarias, juventud y deporte educativa sobre la actuación contra el acoso escolar en los centros docentes no universitarios de la Comunidad de Madrid, se dan una serie de indicaciones y sugerencias para prevenir el acoso y favorecer la convivencia, que podrían ser acertadas si no fueran porque tienen trampa:

«… el acoso escolar debe abordarse antes de que se manifieste, por lo que se deben fomentar estrategias y actuaciones destinadas a la prevención y cuyo ámbito de diseño y desarrollo parte de los documentos institucionales y se concreta en la acción docente transversal y en las actividades tutoriales

Me gustaría saber en qué momento podemos elaborar esos planes tan fantásticos que dicen, sin haber recibido prácticamente formación y en qué momento de las acciones tutoriales llevarlos a cabo, puesto que prácticamente no quedan horas de tutoría y la asignatura de valore es optativa. La acción transversal entre exámenes y reválidas muy fácil de llevar a cabo también. A no ser que el centro entienda la importancia de la convivencia por encima de los ránkings, entonces es un cole «apestado» porque sacan malas notas en las listas de los coles más guays.

En el apartado de prevención hablan de medidas organizativas que tengan en cuenta:

«vigilancia en los recreos, pasillos, cambios de clase, horario de comedor, traslados de aula, entradas y salidas de centro.»

Y yo me pregunto, si todas estas vigilancias hemos de hacerlas sobrevolando el colegio, porque el profesorado también ha de cambiar de aula, el horario de comedor del alumnado no entra dentro del horario del profesorado y las empresas encargadas son las más baratas, no las que tienen gente más y mejor preparada en materia de convivencia ( ni de nutrición), y aunque son medidas que suenan genial, sin recursos, ¿cómo lo hacemos? Si nos siguen recortando, si cada vez hay menos profes y más alumnado, me parece realmente difícil llevar a cabo medidas tan amplias. A mi no me parece muy justo pedir imposibles para que se nos siga culpando de todo.

Podría seguir con todo el documento, peor ya os adelanto: todo recae en el profesorado, somos quienes debemos prevenir, hacer de detectives si pasa algo, de jueces si se confirma… y todo, insisto, con una formación insuficiente.

Esta entrada de hoy está escrita desde el más absoluto enfado: un tema como el acoso escolar debería despertar mucha más atención e interés por erradicarlo de lo que sucede actualmente.

De momento, si queréis prevención con actividades en base a una teoría, con objetivos, contenidos y evaluación, un recurso que su puede poner en práctica en el mismo momento de su adquisición, que se puede incluir como recurso en el plan de convivencia del centro, en proyecto educativo y que implica a toda la comunidad: claustro, familias, alumnado… Tenéis Fénix, nadie se ríe de nadie. 

 

 

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies