La edad de la ira, de Fernando J. López.

La edad de la ira, de Fernando J. López.

La edad de la ira, de Fernando J. López.

Sí, voy a hacer una reseña de este libro, La edad de la ira, de Fernando J. López.

No sé muy bien por qué, la verdad, no soy una influencer, no tengo tantos seguidores/as. Supongo que porque es un libro que te da la vuelta a todo, que te deja del revés y cabeza abajo, que me recuerda la adolescencia, la ira, y esa puerta de mi vida que tal vez nunca llegue a cerrar.

Es una historia macabra, pero a mi, me ha dado igual, me da igual si lo hizo Marcos o no. A mi lo que realmente me ha importado han sido cada uno de los personajes, cada una de las historias que han pasado por el Darío, por los bares y calles de Madrid, por el Kansas…

Esos docentes que se involucran, que no, que saben lo que hacer y lo que no, que son racistas,  tolerantes, homófobos, docentes cuyas vidas fuera del insti siguen adelante con más o menos dignidad y cordura, con más o menos aciertos, que son ejemplo, se posicionan, actúan con justicia, intentan ayudar y entender, cumplen con su trabajo, o van un paso más allá, o no… esas historias de claustros y pasillos que todos y todas conocemos.

Pero también está ese alumnado adolescente, que vive, que siente, que tiene ganas y rabia, pero que es ninguneado por su alrededor, que se les aparta porque son jóvenes y qué van a saber ellos/as…por supuesto Raúl y Sandra me han encantado, transportándome a un pasado de instituto ( y de colegio) en el que había que esconder quién eras de verdad para poder encajar. Los libros, las pelis, la música…haciendo malabares para poder llegar a todo sin que resultara un foco más de marginación y burla.

Por último están las familias, que a veces son aliadas y otras enemigas, que siembran en el niño o en la niña lo que serán, bien por seguir con la corriente o bien por buscar todo lo contrario. Por parecerse o por no llegar a ser ni parecido a lo que hay en casa. Las familias, que sirven de salvavidas o de trampolín a un océano plagado de cocodrilos, como el del capitán Garfio, con un reloj que inevitablemente marca las horas de un futuro que parece tan lejano en la adolescencia…que parece que nunca llega. Y que a veces, no llega. Y hay una parte de ti, que se queda en los 16.

Muchas gracias Fernando por escribir esta maravilla. Si, ya se que voy unos años tarde, pero creo que nunca es tarde si la novela ( o la peli, o la canción, es buena).

Ojalá la leamos todos los docentes, adolescentes y familias, para recordarnos que lo único que nos va a salvar es el amor, es el diálogo, el respeto… y que si no queremos que cambie algo, nada va a cambiar.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ade

Educación

Soy maestra de educación infantil, primaria, inglés, experta en acoso escolar, inteligencia emocional e igualdad de género.

LEAVE COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies