Demonio, vete al infierno…

Demonio, vete al infierno…

Demonio, vete al infierno…

…vente donde yo te tenga al lado…decía Estopa…y aquí estoy, en el infierno, con mis demonios particulares que hoy os voy a contar. 

Día 12 de mayo, día internacional de la fibromialgia

No os voy a volver a explicar qué es la fibromialgia, es un síndrome con muchos síntomas y que duele mucho.

Vais a conocer a gente con fibromialgia y cada persona tendrá su propia historia particular. Ningún caso es igual. Os voy a contar el mío, pero vamos a intentar reirnos, que no todo va a ser sufrir.

Tengo fibromialgia no se muy bien por qué. 

Parece ser una herencia por parte de padre (tía Charo) y de madre ( tía Celia). Dinero y tierras no, Bonanza es de otra época, a mi de han dejado dolor y muchas ganas de luchar, que me va a valer para más en la vida que una finca con caballos. Sinceramente. 

Mis tías siempre han estado bien jodidas. Las dolía todo, todo el tiempo. Y yo las veía y sentía una empatía especial. Más adelante sabríamos que es porque soy igual que ellas. IGUAL. 😉

De pequeña ya había pistas que nos deberían haber hecho sospechar, pero no teníamos ni idea, y fuimos tirando, sobre todo, yo, claro. 

Me dolía tanto la muñeca y el brazo de llevar un paraguas que prefería mojarme.  Ahora también. 

Me dolía tanto todo el cuerpo, que empecé mil deportes y no pude terminar ningnuo. Y me gustaban, eh? y no se me daban del todo mal…pero ponía en la balanza el esfuerzo y el cansacio posterior…y acaba abandonando. 

Y comprendí enseguida que abandonar no es malo, que es necesario en según qué ocasiones.

La espalda, las extremidades, absolutamente todo el cuerpo duele y se engarrota. Terminator era una bailarina de ballet. Sus movimientos eran fluidos como los de Tamara Rojo. Como me pille mal, puedo parecer más Chiquito de la Calzada. ¡No puedor!  

  Mi intestino va por libre. Lo llaman colon irritable pero lo que irrita es tener que ver dónde está el baño más cercano cada vez que sales. Si, amigos y amigas, quiere decir que en el momento más inesperado, te vas por la patilla. Y si estás nerviosa, ya ni te cuento. Cuando tenga que acompañaros una profesora de universidad al baño en pleno examen, me lo contáis. De mi primera entrevista de trabajo mejor no os digo nada. Sólo os doy unas pinceladas: los sudores de la muerte que presagian que algo terrible está viniendo, (ríete tú del “winter is comming” de Juego de tronos), el metro, (si, bajo tierra) y mi hermano al lado diciéndome que tratara de aguantar y partiéndose de risa. Todo muy cómico. 

Me dieron el trabajo, ¿eh? 

A veces, te duele sólo con pestañear. Otras, con respirar. Incluso hay veces que con un abrazo te pueden contusionar una costilla. Literalmente. 

Aprendes a quedarte quieta en la cama como una momia porque dejas de dormir, pero sabes que si empiezas a moverte y a levantarte va a ser peor. 

El fisio se convierte en tu mejor amigo. Tienes que ir cada mes. De hecho yo tengo más regular la visita al fisio que la regla.

Te dicen que intentes hacer algo de ejercicio, que te vendrá bien. Y pruebas de todo, yoga, pilates, body balance, zumba…y no os voy a mentir, a veces te va bien, pero en su justa medida, como te pases un poco vas a salir del gimnasio con paso de vaquero del oeste. Y eso que hemos dicho desde el principio que de caballos y ranchos nada.

Luego hay rachas, sobre todo en primavera, que te quieres morir. Así. Te duele tanto todo, que llegas al trabajo llorando y antes de entrar, te limpias esa tímida lágrima que asoma e intentas poner tu mejor cara. 

Mi trabajo es en colegios y fue en escuelas infantiles, ¿cómo vas a llegar con esa cara a ver a tus niños/as, que no tienen la culpa de nada? 

Recuerdo las escuelas infantiles: daba mi clase al 200%, estaba tan arriba que no me enteraba del dolor, y cuando salía al pasillo, había veces que tenía que sentarme en el suelo para poder seguir.

Pero yo en las escuelas infantiles tenía fecha de caducidad y me di cuenta no sólo cuando tenía que preparar los desayunos y no podía levantar las jarras llenas de leche. El momento en el que me di cuenta de verdad, fue cuando tenía en brazos a un niño y me falló la muñeca, tuve que hacer una torsión imposible para que no se me cayera y se hiciera daño. Lo conseguí, pero abrí los ojos, así no podía seguir. Continué unos años más pero conseguí llegar a colegios. 

Aquí no tengo que levantar peso, pero cuando tienes esos días de neblina en los que no te enteras de nada, en los que tus propios/as alumnos/as tienen que recordarte a qué habías ido a la mesa…esos días son dolorosos y un poco humillantes. Cuando no puedes ni borrar la pizarra y tienes que pedir ayuda. Cuando todo el mundo ve que no puedes más.

Además tienes que cambiar tus hábitos, yo casi no salgo, tacones, cuando se que voy en coche y que voy a poder estar sentada, mis vacaciones no son para hacer turismo, son para relajarme…

Os he contado todo esto, y mil cosas más que me habré dejado en el tintero, para que, simplemente, toméis conciencia de qué significa tener fibromialgia. Yo soy una privilegiada, porque se que no me voy a morir de ésto, porque tengo buena forma física y porque he reeducado mi carácter gracias a la inteligencia emocional, para que no me destroze a mi misma, pero hay otras personas que no, que están peor, y que, lo peor de todo, se sienten incomprendidas. Es muy duro convivir con una persona a la que le duele todo todo el tiempo. 

Pero os puedo asegurar que es peor ser esa persona a la que le duele todo, todo el tiempo. 

Día internacional de la fibromialgia. Se necesita investigación, se necesita comprensión.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ade

Educación

Soy maestra de educación infantil, primaria, inglés, experta en acoso escolar, inteligencia emocional e igualdad de género.

LEAVE COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies