Victim blaming o culpar a la víctima de lo que le ha pasado

Llevamos ya bastante tiempo escuchando y leyendo el término «victim blaming» cuando nos referimos a casos de violencia machista.

Por si todavía a alguien no le ha quedado muy claro qué significa, quiere decir que se culpa la víctima de su propia agresión. Si, es difícil de entender, incluso contradictorio: ¿cómo va a ser la víctima culpable, o responsable de lo que le ha pasado?

A lo mejor con un ejemplo lo vemos más claro:

– Han violado a una chica cuando volvía a su casa de madrugada.

– Normal, ¿qué hace una chica sola por la noche en la calle? Lo va pidiendo a gritos.

¿Ahora? ¿No? Otro ejemplo:

– Un hombre ha matado a su mujer. La maltrataba.

– Bueno, es que si te pega una vez es su culpa, pero si te pega dos, es la culpa de la mujer. Que lo hubiera dejado o denunciado.

En definitiva, culpamos a la víctima de que le hace otra persona.

(También se da mucho en los casos de timos:

Por lo general, las víctimas de una estafa es que son tontas).

Hay un montón de situaciones, en las que la gente, en su «infinita sabiduría», se dedica desde su cómoda posición de seres superiores, a criticar y juzgar a las víctimas, básicamente, por tontas.

Nadie del bando de «los listos» se para a pensar en las causas por las que la víctima se convierte en víctima, y hay una y principal que todo el mundo parece obviar: el agresor.

Si hay una víctima, es porque hay un agresor.

Da igual el por qué, el cómo, el cuándo…el principal motivo es que hay alguien que se cree con derecho a agredir.

Y hay algo, no se si peor, o igual de malo, y es el «victim blaming» en los medios de comunicación, que retroalimenta esa sensación de superioridad, de «a mi nunca me hubiera pasado».

El tratamiento de las noticias de violencia machista, deja entrever, y no de un modo muy velado, (casi lo grita), cómo la víctima siempre «hace algo» que casi justifica la agresión. En mi opinión, el máximo exponente es: no había interpuesto denuncia, o, había vuelto con su agresor, a pesar de haber denunciado. ( No voy a entrar en la ropa o actitudes de la víctima).

Claro, porque como todos sabemos, poner una denuncia es milagroso y hace que desaparezcan todos los problemas: el abuso psicológico, la falta de autoestima, la distorsión de la realidad, el agresor deja de agredir… y hay algo que me preocupa todavía más: el «victim blaming» se está empezando a dar en casos de acoso escolar.

Sobre el último caso de suicidio, presuntamente provocado por el acoso escolar que sufría un niño en Eibar, en las noticias han recalcado que no habían interpuesto denuncia ni el niño ni el entorno familiar.

Un niño que sufre acoso escolar, no lo va a contar. No va a poner denuncia. Tiene miedo, le da vergüenza, se siente sólo y está en una espiral de terror y de silencio que le impide avanzar.

Las mayoría de las campañas de «prevención» o «concienciación» se empeñan en focalizar la responsabilidad del acoso en la víctima.

No te dejes. No te calles. Denuncia.

En las (escasas) campañas que hay contra el acoso escolar, también se alude a los testigos, menos mal. No obstante, pedimos a niños y niñas, en situación de absoluta vulnerabilidad, con miedo a lo que les está pasando o a lo que les pueda pasar ( extensible a cualquier víctima) que sean ellos/as quienes alcen la voz, quienes denuncien esa terrible situación.

¿Para cuándo unas campañas de concienciación destinadas a los agresores?

No pegues.

No agredas.

No margines.

No tienes ningún derecho a destrozar la vida de nadie.

Una víctima, nunca es la responsable de lo que le pasa, y quizás ayudaríamos más callando que juzgando y criticando.

De la manera que seguro ayudamos mucho más, es educando para que nadie se crea con derecho a ser un agresor.

 

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies