Tipos de bullying

Tipos de bullying

Tipos de bullying

He hecho varios cursos sobre acoso escolar, para poder formarme mejor en la lucha contra esta problema, y me sigo decepcionando con cada uno por un motivo, que, aunque parezca muy simple, es muy importante: la perspectiva de género. 

Los tipos de bullying son los siguientes: bullying, físico, verbal, social, emocional o cyberbullying.

Ésta es la clasificación oficial, pero una vez más, parecen olvidarse de la mitad de la población.

Si observamos los casos de acosos escolar con perspectiva de género, nos daremos cuenta de que hay un tipo de acoso que se podría clasificar como bullying machista.

Hay varios colectivos más vulnerables: población inmigrante, con diversidad funcional, LGTBQI…pero esos colectivos se ven aún más afectados si son niñas. En estos casos, el alumnado se mete con las víctimas, chicas, por motivos machistas: la manera de relacionarse de las chicas con los chicos, su apariencia física, etc. En educación infantil, las manifestaciones de discriminación por género son el ridiculizar los juguetes o las actividades consideradas femeninas, o pinchar a las niñas para conseguir la llamada “respuesta blanda”, es decir, que lloren.

Insisto que este tipo de acoso no aparece en clasificaciones oficiales, pero es un tipo de acoso real y es necesario ponerlo sobre la mesa, porque parte de la misma raíz que el acoso homófobo: el machismo.

(El acoso homófobo si está considerado como factor de riesgo, igual que la inmigración o la diversidad funcional, pero es complicado encontrar el género en el mismo plano. )

El acoso homófobo es el dirigido a niños y niñas no heteronormativos, es decir, que pueden parecer a ojos del resto, homosexuales; “marquitas”, “marimachos” son algunos de los insultos más extendidos. Por lo tanto, desde mi punto de vista, el bullying machista un tipo de bullying concreto, con unas características determinadas, y se da en los centros educativos del mismo modo que el machismo lo hace en la sociedad: de un modo transversal, por lo que puede confundirse/ englobarse en bullying físico, social, verbal, cyberbulliyng y agresiones sexuales, sin embargo, es un tipo específico, ya que no se meten con ellas por ser “diferentes”, sino por su condición  de niñas, chicas o mujeres.

Tenemos todavía una sociedad heteropatriarcal, que hace que los niños heteronormativos se sientan con la potestad suficiente para poder llamar “maricón” a un niño que, desde su punto de vista, pueda ser gay. Puede llamar “moro de mierda” a un inmigrante marroquí, o puede reírse de su compañero autista, todo ésto, sin que pase de un “cosas de niños”.

Pero repito que si en éstos casos las víctimas fueran niñas, se vería incrementado el problema, porque utilizarían su condición de niña para atacarla. Y eso, es machismo puro y duro. 

Los ridículos juegos de levantar las faldas, tirar del pelo, reírse de las chicas (porque si ríe de ti, o “te pica”, es porque le gustas), esos modelos totalmente tóxicos de relaciones que se exponen a diario en la sociedad, permiten que ese machismo siga existiendo en las aulas, en los pasillos y en los patios del recreo. 

Y si hay que meterse con ellas, “puta” sigue siendo un insulto muy socorrido en prácticamente cualquier edad, se lo he oído decir a pequeñajos que no podían atarse los cordones. 

Mucha más formación en coeducación y mucha más implicación en educación no sexista es necesario para que este tipo de ataques dejen de producirse.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
3Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ade

Fénix

Soy maestra de educación infantil, primaria, inglés, experta en acoso escolar, inteligencia emocional e igualdad de género.

LEAVE COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies