Superdocentes contra el acoso escolar.

Últimamente se ha puesto de moda el coaching.

Por lo que vemos en las redes, podemos pensar que el coaching es una suerte de Mr. Wonderful en colores pastel, diciendo que si, que tú puedes, y que si quieres, puedes conseguir todo lo que te propongas.
Pero no es verdad. Ni esa afirmación ni que el coaching sea eso.

Esta claro que las cosas requieren un esfuerzo, pero hay veces que te esfuerzas, das lo mejor de ti, y aún así, no lo consigues. No puedes con todo. (Y no pasa nada).
El coaching, sin embargo, o al menos como yo lo he entendido y como a mi me ha ayudado, no te pone una venda en los ojos y una sonrisa inconsciente.
El coaching te ayuda a reflexionar, te permite viajar hacia atrás para intentar buscar un por qué y hacia adelante para buscar un cómo.
Y esos por qué, a veces, son tan profundos y tan duros que no se van a poder superar sólo con coaching.

Pero si son pequeños obstáculos, sí vamos a poder servirnos de algunas de sus estrategias para ayudarnos y, si pensamos en coaching educativo, para ayudar a nuestro alumnado.
Esta visión que tengo del coaching, como una herramienta útil, no como un santo Grial, me dio la idea de los Superdocentes, uno de los capítulos de Proyecto Fénix, nadie se ríe de nadie.
En ese capítulo, después de mirar atrás, busqué pautas para mirar hacia adelante.
Gracias a una experiencia divertida y fuera de lo habitual con la gente de Kememole, rodando La Supercafetera, pude oír a personas adultas quejándose de su infancia, de su propio acoso escolar y de la actitud de los y las profes de sus colegios.

Se me encendió una bombilla.
¿Qué buscan los niños y las niñas en sus profes?
Yo tengo mi idea, pero ¿y si estaba equivocada? ¿ Y si me estaba dejando algo?
Pregunté a gente a través de un formulario online y me dijeron qué buscaban en sus profes de aquella época, qué sintieron durante el acoso, cómo les ha influido en su vida adulta…

Las preguntas y sus respuestas anónimas, publicadas en Proyecto Fénix, me permitieron buscar patrones y escribir una serie de «superpoderes» que deberían tener los Superdocentes que quisieran luchar contra el acoso escolar.

Está escrito en clave de…friki. Estos superpoderes ya existen, los tienen otros superhéroes, y cualquier docente los tiene escondidos, pero si queréis descubrirlos, tendréis que buscarlos entre las páginas de Fénix y volar con él.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Leave a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies