Cuando habla una, hablamos todas.

Cuando habla una, hablamos todas.

Cuando habla una, hablamos todas.

Llovía, hacía  frío y tenía mi habitual dolor de todo. Nada en el mundo iba a sacarme del sofá, la manta y Netflix.

alvo una cosa, entradas para ver a Pamela Palenciano y su monólogo No sólo duelen los golpes.

A punto estuve de dejarlo para otro día y verla en el Teatro del barrio, donde va a estar próximamente.

Menos mal que no lo hice, después de tanto tiempo siguiéndola en redes, viendo sus intervenciones, etc. tenía que verla en directo ya.

La primera vez que oí algo sobre ella, no recuerdo cuándo fue, leí un titular que decía algo parecido a: “la mujer que lleva la violencia de género a las aulas a través del humor” o con humor, o algo así, insisto, que no me acuerdo bien. Lo que si recuerdo fue que lo primero que pensé fue que con lo que nos gusta el humor en este país, podía ser una trampa, banalizar, frivolizar sobre un tema tan importante y que nos toca tan directamente…

Con el paso del tiempo, fui “conociendo” a Pamela a través de charlas, redes sociales, entrevistas, etc. y cuanto más leía sobre ella, más me enamoraban sus palabras.

¿Cómo podía hacer malabarismos entre el humor y su caso personal de malos tratos? Estaba claro que hasta que no lo viera en directo, no podía entender de qué iba todo ésto.

Si, ya se que el monólogo lleva un montón de tiempo circulado en Internet, pero a mi me parecía una traición hacia ella verlo en un ordenador…en directo las cosas no se viven igual…así que como buena princesa del mundo rosa, esperé, y esperé, y esperé… 😉

Ayer, por fin, pude verlo. y entenderlo todo.

El titular estaba mal. Muy mal. Pamela cuenta una historia real, la de muchas mujeres, pero yo jamás extraería como elemento principal el humor. ¿Te ríes? Si. ¿Es lo que sacas del monólogo? ¿Te vas a casa diciendo “joder, qué bien lo hemos pasado”? Pues no.

Te vas a casa con el cuerpo del revés.

Yo no voy a contar mi historia, es la de miles de chicas y mujeres, es la que cuenta, tristemente parecida, Pamela en su monólogo. Tantos patrones iguales…qué rabia.

Cada una tiene su Antonio particular, que no sólo destroza tu relación con él y contigo misma, si no que siembra una semilla para sentenciar las relaciones venideras…

Estoy inmensamente agradecida a Pamela por contar, por poner voz a tantas chicas que hemos pasado por cosas tan parecidas. Por abrir camino. Por iluminar.

Ayer saqué muchas conclusiones, quién no lo haría…y una de ellas es continuar trabajando dentro de clase para evitar que pasen estas cosas fuera. Tratar de alcanzar equidad dentro del aula, de insuflar autoestima y autonomía a las niñas, respeto y gestión de emociones a los niños. Educar en la no- violencia y seguir subiendo peldaños en mi Teoría de la escalera.

Mantengo el enfoque que tengo en el aula, que es el de buscar un cambio y confiar en quienes vienen detrás.

Lo harán mucho mejor que lo estamos haciendo ahora.

Rescato además una entrada que me recordó ayer, hablando de la relación que tiene el bullying con la violencia machista. Tipos de bullying

Gracias Pamela. Es todo lo que se me ocurre decir. Gracias y ánimo, que nada ni nadie te frene, porque no estás sola.

P. D.: El día de la manifestación de la mujer, iba por la calle con mi amiga Vanesa y vi, sentada en una terraza, a una mujer y nuestras miradas se cruzaron.  La sonreí, me puse nerviosa y levanté el pulgar.

Así de elocuente soy cuando me pongo.

Ese pulgar, esa sonrisa, esa mirada, querían transmitir lo que no iba a conseguir nunca con palabras: sigue contando nuestra historia, la de tantas, sigue con esa fuerza, te mando la mía, para que tengas de sobra. No estás sola y te agradecemos de corazón que te mantengas en pie a pesar de todo.

Ella me sonrió. Igual lo entendió o igual pensó que estaba muy pirada. Da igual.

Esa mujer, era Pamela.

¡Haz que Fénix vuele más alto!Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

Ade

Fénix

Soy maestra de educación infantil, primaria, inglés, experta en acoso escolar, inteligencia emocional e igualdad de género.

LEAVE COMMENT

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies